lunes, 28 de septiembre de 2009

Primero hay que saber sufrir,

después amar, después partir
y al fin andar sin pensamiento...

El Polaco y el tango Naranjo en flor

Naranjo en flor es una de las canciones de tango que más me gusta, en la versión del polaco Goyeneche. La letra es hermosa, así como su música, y el decir del polaco la hace insuperable.

La letra y música fueron compuestas por los hermanos Virgilio y Homero Expósito.
Estos dos extraordinarios artistas se complementaban de un modo sensacional, ya que Homero era un gran poeta y su hermano un músico de excepción para poner música a sus letras.

La interpretación más recordada y la que hizo famoso este hermoso tango fue en la voz del polaco Roberto Goyeneche junto al maestro Atilio Stampone, que se puede escuchar grabada con la impactante voz del polaco en su mejor etapa.

Además de ser el autor de la letra de Naranjo en Flor, Homero Expósito compuso varios tangos más que musicalizó Virgilio, tales como: Percal, Margó, Te llaman malevo, Flor de lino, Qué me van a hablar de amor y Ese muchacho Troilo.

Este antológico tango habla de los desengaños y el sufrimiento a causa del amor, donde se dice que el autor lo compuso haciendo autoreferencia a un momento doloroso de su vida.
Goyeneche lo interpretó tal como el autor lo había imaginado, trasladando todo el sentir de la letra a su gran estilo de canto.

Es una canción que con el paso de los años ha sido versionada por varios artistas, siendo editada por cantantes como Baglietto, Andrés Calamaro, No te va a Gustar, Leo Masliah, Gustavo Nocetti y BajoFondo Tango Club entre otros.

La letra:

Era más blanda que el agua...     
que el agua blanda...
era más fresca que el río.
Naranjo en flor.
y en esa calle de estío,
calle perdida,
dejó un pedazo de vida
y se marchó...

Primero hay que saber sufrir,
después amar, después partir,
y al fin andar sin pensamiento...
perfume de naranjo en flor,
promesas vanas de un amor
que se escaparon con el viento...
Después... ¿qué importa el después?...
toda mi vida es el ayer
que me detiene en el pasado,
eterna y vieja juventud
que me he dejado acorbadado
como un pájaro sin luz.

¿Qué le habrán hecho mis manos?
¿Qué le habrán hecho?...
para dejarme en el pecho
tanto dolor...
dolor de vieja arboleda,
canción de esquina
con un pedazo de vida...
naranjo en flor...

Primero hay que saber sufrir,
después amar, después partir,
y al fin andar sin pensamiento...
perfume de naranjo en flor,
promesas vanas de un amor
que se escaparon con el viento...
Después... ¿qué importa el después?...
toda mi vida es el ayer
que me detiene en el pasado,
eterna y vieja juventud
que me he dejado acorbadado
como un pájaro sin luz.

2 comentarios:

José T. dijo...

Interesante perro negro. Da pie para una noteja sobre grandes letras de tango. Pronto la verás en www.jtrepat08.blogspot.com . PD: si no me promociono yo no lo hace nadie!

Pablo dijo...

Un comentario en el PerroNegro!
Nooooo, rompí el record!!